Otros viajes

República de Panamá 2018

19 de marzo, ciudad de Panamá 28 de marzo, Boquete
20 de marzo, ciudad de Panamá, el Canal 29 de marzo, Boquete
21 de marzo, ciudad de Panamá, Soberanía 30 de marzo, Boquete, Almirante, Bocas del Toro, Carenero
22 de marzo, ciudad de Panamá, El Valle de Antón 31 de marzo, Carenero, Bocas del Toro
23 de marzo, El Valle de Antón 1 de abril, Bocas del Toro
24 de marzo, El Valle de Antón 2 de abril, Santiago
25 de marzo, El Valle de Antón, Santa Fe 3 de abril, ciudad de Panamá
26 de marzo, Santa Fe 4 de abril, ciudad de Panamá
27 de marzo, Boquete Datos económicos del viaje

23 de marzo, viernes

    Mucho viento, nubes bajas que chocan con las montañas, ha llovido, en horizontal, lluvia muy fina, bajareque le llaman. Algunos rayos de sol luchan por abrirse paso entre las nubes pero son un visto y no visto. Desayunamos unos huevos fritos con tortillas, aquí las tortillas son una pasta frita redonda de maiz —a la tortilla que hacemos en España le llaman omelet—.
    Esta mañana vamos a visitar el zoológico y vívero de plantas El Níspero. Es un zoológico rústico y muy humilde pero sumamente agradable de recorrer, vale la pena. Además, en las tres horas y cuarto que ha durado nuestra visita no nos hemos cruzado con más de diez visitantes. Contiene gran variedad de aves y un ranario. Ahí van los animales que hemos visto: puerco de Vietnam, peces koi, mapache, hurón, taira, perdiz de arca, el loro amazona coroniamarillo (Amazona ochrocephala panamensis), el loro frentirojo, el loro amazona harinoso, la cacatua blanca, el cacatillo, el perico pintado de azuelo, el pavón, el caracara o carancho norteño, el tapir, el saino, guacamayas, faisanes, tucán, el gavilán blanco, tucán pico iris, pavo real de hombros negros, rana dorada, el rea o ñandú, que es el ave más grande de América, el perico africano, la garza nocturna (Nycticorax hoactil), el halcón montez collarejo (Micrastur semitorquatus), el gavilán caminero o pollero (Buteo magnirostris), ocelote o mani gordo (Leopardus pardalis), coyote (Canis latrans).

Plátanos rojos en El Níspero

    En el pequeño ranario vemos la famosa rana dorada, símbolo nacional, en peligro de extinción por la destrucción de su hábitat, el uso de químicos agrícolas que van a parar al agua y una enfermedad nueva, causada por un hongo, que está exterminando a todos los anfibios a nivel mundial.
    Justo cuando abandonamos el zoo entra un grupo de escolares de unos seis años, todos uniformados, por supuesto. En Panamá es obligatorio que los escolares vistan uniforme, a unos les gusta y otros los odian. Argumentos a favor hay muchos: que es más práctico porque facilita la intendencia matutina, dignifica la escuela a la que representan, les produce un orgullo especial pertenecer a una escuela determinada. amortigua las desigualdades sociales, elimina la competición por estar a la última moda y, por tanto, se reduce el coste en ropa, ayuda a interiorizar que lo realmente importante es cómo somos las personas por dentro. Incluso hay quien dice que mejora la seguridad de los escolares porque los conductores les ven mejor por la carretera cuando caminan en grupo.
    Los detractores opinan que los uniformes solo se justifican por el gran negocio que hacen las escuelas. Muchos padres también ven en el uniforme una restricción a la creatividad, a la libre expresión de su personalidad y el fomento el pensamiento diferente, que es el motor del cambio y del progreso. Vestir diferente también educa porque fomenta el respeto al diferente, enseña que vestimos diferente porque pensamos diferente. El mundo es diverso y cambiante y eso hay que transmitirlo desde la más temprana edad. El uniforme solo fomenta la conformidad, el borreguismo y el pensamiento clónico, no el liderazgo. Hay que alentar a los niños y niñas a expresarse libremente y a pensar diferente. Lo que menos gusta a las chicas es la falda, no les permite moverse con la misma libertad que los chicos a la hora de correr o practicar deporte, lo que les parece una discriminación intolerable. ¿Tiene el uniforme alguna relación con el rendimiento escolar? Nadie lo ha demostrado, llevar o no llevar uniforme no parece ser algo determinante. En Panamá las estudiantes musulmanas puedan usar el hiyab o el velo sin problema.
    Los chavales entran a las siete y salen para las dos de la tarde. Las clases de los escolares comienzan a primeros de marzo y terminan a mediados de diciembre con dos semanas de vacaciones, una en junio y otra en septiembre. La primaria dura seis años y corresponde a las edades que van entre los seis y los doce años. Entre los doce y los quince años estudian secundaria; cuando la acaban reciben el certificado de educación general básica. Tres años más dura el bachillerato, y luego la universidad.
    A la hora de comer repetimos en La Casa de Lourdes, un buen restaurante con precios razonables.

Placa obligatoria en las bicicletas

    Me quedo pasmado cuando veo una bicicleta de montaña con una placa de matrícula atornillada a la rueda delantera. No lo puedo creer. ¿La ha colocado ahí algún gracioso? No te rías porque va en serio. En nuestro viaje estamos viendo muchas bicicletas con estas placas, a todas luces peligrosas, míralas, son como cuchillas. Las llevan en la rueda delantera, en la trasera o sobre el manillar. He leído en La Estrella que el uso de la placa en bicicletas fue creado para recaudar impuestos en las provincias menores de Panama, donde usan más la bicicleta y los ayuntamiento tienen menores alternativas de recaudacion. Por otra parte, el reglamemto de tránsito no obliga al uso de la placa y sin embargo, las usan. No entiendo nada. Ni tan siquiera las empresas que alquilan bicicletas llevan placa vehicular. Para sacar la placa se necesita presentar una copia de la factura de la compra de la bicicleta o bien una descripción del modelo, número de serie y características, una cédula y pagar siete dólares que incluye el certificado de paz y salvo (certifica que no se tienen deudas pendiente con las autoridades de tráfico) y el valor de la placa.
    El tema de la bicicleta es esquizofrénico: por una parte, el artículo 125 del reglamento de Tránsito obliga a tener la licencia del tipo A para conducir bicicletas, que por cierto, te la incluyen cuando apruebas el examen de coche. Por otra parte, la Policía nunca exige la licencia a los ciclistas, lo que significa que casi nadie se saca la licencia de bicicletas exclusivamente.
    Pocas personas se arriesgan a andar en bicicleta en las carreteras de ciudad de Panamá, es jugarte la vida. En poblaciones pequeñas como el Valle de Antón, el tráfico escasea y la conducción es más relajada, pero yo no me fiaría, la mentalidad de muchos panameños se inclina por respetar al más fuerte, no al más débil, por conducir a la ofensiva, no a la defensiva.
    En la TVN dan un programa titulado "¡Aquí no pasa nada!". Va de corrupción, la marca panameña más conocida después del Canal. Un ejemplo: han pasado tres años desde que el ex-alcalde capitalino Bosco Vallarino reconoció a TVN Noticias que recibió un sobre con seis mil dólares a cambio de contratos para estacionamientos y todavía no se ha realizado ni siquiera la audiencia preliminar y es que... ¡aquí no pasa nada!" Otro caso: a la ex-ministra de trabajo Alma Cortés le investigaron sus cuentas y resultó que no pudo justificar ingresos de dos millones y medio de dólares. Tras pasar trece días en prisión, salió pagando una fianza de trescientos mil dólares; el expediente lleva más de un año en el juzgado y todavía no hay fecha para la audiencia preliminar. Mientras tanto... ¡aquí no pasa nada!" En la pagina web del programa se lista una relación de casos de supuesta corrupción que aún quedan sin resolver. No hace falta investigar mucho más para darse cuenta que la justicia y el poder político tienen conexiones muy estrechas.
    Al regresar al hotel, a pesar de que son más de las ocho de la tarde, noche cerrada en estos lares, cinco chavales toman las aguas termales en la piscina. El bajareque cae de manera intermitente.

Copyright © 2014 - MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.