Otros viajes

República de Panamá 2018

19 de marzo, ciudad de Panamá 28 de marzo, Boquete
20 de marzo, ciudad de Panamá, el Canal 29 de marzo, Boquete
21 de marzo, ciudad de Panamá, Soberanía 30 de marzo, Boquete, Almirante, Bocas del Toro, Carenero
22 de marzo, ciudad de Panamá, El Valle de Antón 31 de marzo, Carenero, Bocas del Toro
23 de marzo, El Valle de Antón 1 de abril, Bocas del Toro
24 de marzo, El Valle de Antón 2 de abril, Santiago
25 de marzo, El Valle de Antón, Santa Fe 3 de abril, ciudad de Panamá
26 de marzo, Santa Fe 4 de abril, ciudad de Panamá
27 de marzo, Boquete Datos económicos del viaje

22 de marzo jueves

    Con temperaturas de treinta y seis grados es conveniente mantenerse hidratado, así que antes de dejar ciudad de Panamá y dirigirnos hacia el apacible Valle de Antón pasamos por el supermercado Rey de vía España para comprar agua. Este supermercado está muy bien surtido, se nota que estamos en la zona bancaria, y además cuenta con un aire acondicionado celestial. Aquí encuentras vinos de California, italianos, chilenos, argentinos, australianos y sí, también españoles: riojas como Marqués de Riscal, Montecillo, Beronia, Marqués de Cáceres, Faustino VI, Campo Viejo, Glorioso, El Coto, Marqués de Altillo, Coto de Imaz, LAN, Ramón Bilbao, Cune; riberas del Duero como Protos, Viña Mayor, Montecastrillo, Celeste; catalanes como Coronas, Sangre de Toro, Freixenet, Viña Sol; de Valdepeñas como Peñasol; ruedas, albariños, etc. Como ves, es un súper bien surtido, aunque no vemos artículos que nos llamen la atención por su exotismo, exceptuando las frutas tropicales. Algo típico de aquí es la mafa, un abrebocas de harina, agua y azúcar con forma de trenza, como rosquillas trenzadas, para entendernos. Compramos también un quilo de maracuyás, mi fruta preferida, ¡a 2,35 dólares el quilo!; en España cuestan entre diez a doce euros. La papaya a 1,20 $. La granadilla, nada barata, a 6,47 $ y la pitaya... ¡a 19,09 $!

Supermercado Rey de Vía España

    En la sección de aceites se promociona el de canola (aceite de colza modificado), un aceite con muy mala prensa, empieza a humear a 120 ºC, pero como hay opiniones e informes a conveniencia, también los hay que dicen que es muy saludable. De hecho, el aceite de oliva, la estrella indiscutible en nuestro país, España, se considera aquí un aceite blandengue, saludable sí, pero solo apto para consumir en crudo, en ensaladas o para cocinar a bajas temperaturas, porque ciertos informes dicen que es un aceite que no resiste bien las altas temperaturas. También se usa mucho el aceite de maíz, el de girasol, de soja, ahora bien, el aceite estrella es, sin duda, el de coco porque es el que aguanta las más altas temperaturas. El sesgo local funciona en todas partes.
    El Corte Inglés tiene su pequeño rincón con productos importados de España, principalmente productos enlatados y conservas.
    En este supermercado encontramos el repelente de insectos OFF! en versión para niños, familycare smooth dry, sweat resistant y el deep woods, que repele los mosquitos que portan los virus del zika, dengue y del Nilo Occidental. El Baygón Ultra Verde mata cucarachas y escorpiones. Durante las obras del Canal, la fiebre amarilla y la malaria mataron a más de veinte mil trabajadores, pero ahora estas enfermedades preocupan poco: el último brote de fiebre amarilla en la selva se remonta a 1974 y el último caso urbano se dio en 1905. Lo que realmente les inquieta ahora es el dengue; el año pasado aparecieron 3256 casos de dengue en Panamá y en lo que va de año, solo en la provincia de Herrera, se han dado ochenta casos y no se libra ninguna zona del país, ni tan siquiera el área metropolitana de ciudad de Panamá. El Ministerio de Salud (MINSA) recomienda eliminar todo contenedor de agua estancada, grande o pequeño, donde los mosquitos puedan poner sus huevos, emplear larvicidas en grandes superficies de agua o peces larvívoros, insecticida en las casas, tapar ranuras y grietas, disponer mallas metálicas en ventanas, utilizar el aire acondicionado y darse repelente de insectos. Yo utilizaré profusamente el repelente OFF! Deep Woods porque debo emitir un olor que les atrae, mientras que a mi mujer apenas le pica uno o dos. Y una cosa más: dos picaduras de insectos me han dejado marcas que después de nueve meses aún no han desaparecido.
    Los alacranes son otro problema, aquí se registran unos tres mil casos anualmente y mueren entre treinta y cuarenta personas, los chavales suelen ser los más perjudicados, así que cuidadito con remover piedras y andar en chancleta. Si te pica, debes acudir a un centro hospitalario antes de que pasen dos horas y rezar porque tengan el suero, que se importa de Venezuela y no siempre está disponible, ya que los políticos panameños son famosos en toda latinoamérica por robar despiadadamente el dinero público tan necesario para mejorar la sanidad, educación, carreteras, etc.
    El tráfico en ciudad de Panamá y sus alrededores me resulta agobiante, siempre encontramos embotellamientos por los innumerables trabajos de mantenimiento de las carreteras. Nos quedamos asombrados cuando vemos cómo trabajan los operarios: hacen parches de forma rectangular, o sea, cortan el pavimento de hormigón de la autovía con una cortadora manual tipo Rotaflex y dejan un espacio rectangular de unos quince centímetros de profundidad que rellenan con el hormigón amasado en una hormigonera que luego trasladan en carretillas manuales, como en el siglo pasado. ¿Por qué el constructor va a invertir en maquinaría moderna y en mejora de métodos para aumentar la producticidad y así bajar los costes si pagando una comisión al político adecuado se consiguen los contratos? Les sale más barato.
    De camino hacia el Valle de Antón visitamos el zoo municipal Summit de Gamboa. Ya que es tan difícil ver animales en el bosque, al menos los veremos en un zoo. Visitamos el parque municipal Summit inaugurado en 1991 por "Mayín" Correa, una maestra de escuela que después estudió periodismo, fue presentadora de televisión, se metió en política y llegá a ser alcaldesa del distrito de Panamá y gobernadora de la provincia hasta el 2014. El cielo es un continuo correr de nubes de colores plateados, y todos los tonos del gris. Tan pronto sale el sol como llueve.
Gallinazo rey
¡Llueve hasta cuando sale el sol! Muchos pájaros. Nos llueve ligeramente. Según se entra a la izquierda encontramos el Parque Jurásico con las cícadas, unos auténticos fósiles vivientes, de las primeras plantas con semillas que aparecieron sobre la tierra, muy comunes en la época de los dinosaurios. Las cícadas nos sirvieron de alimento hace miles de años a pesar de ser tóxicas. En América se consumió el harina de cica antes del consumo de maíz. La Palma de Ceilán, después de florecer una sola vez, la palma muere, en inglés la llaman la Suicide Palm. Árbol bola de cañón, tiene la particularidad de que la temperatura de la flor puede subir siete grados para así llevar el perfume más lejos. No tienen néctar pero atraen abejas con sus numerosos estambres amarillos y su fragancia. Estanque con millones de renacuajos. El árbol "olla de mono", evolucionó para madurar sus semillas dentro de una especie de cazuela con tapa, cuando las semillas están maduras la tapa cae, soltando las semillas.
    Hemos visto el mono tití, mono ardilla, loro coroni amarillo, loro cabecia azul, taira, tortuga de patas rojas, tucán dios te dé, tucán pico de iris, tortuga del Orinoco, nutria, gallinazo rey, gato solo, pavón negro, tigrillo, águila harpía, tapir, capibara, jaguar, pato wichichi, iguanas, venados, guacamayos, ocelote. Los ñeques y las ardillas no hacen falta ponerles en jaulas para verles, aparecen espontáneamente durante el paseo. No solo son interesantes los animales, también la flora es espectacular, jamás he visto unos bambúes tan altas y gruesos, árbol de vela, preciosos árboles bola de cañón, rosa del monte, Atentos a los coloridos lagartos que se esconden en los árboles. La visita al Summit nos ha dado para cuatro horas, una gozada.
Tucán pico iris
    Salimos del zoo Summit a las tres, entramos en la panamericana y cruzamos el Canal por el puente Centenario —celebra el primer centenario del nacimiento de la República, el tres de noviembre de 1903—. Seguimos viaje hacia el Valle de Antón, situado dentro del cráter que se creó cuando un antiguo volcán explotó, hace más de cinco millones de años. Según nuestro navegador aún nos quedan ciento veintidós kilómetros, dos horas. Pasamos de largo La Chorrera "la ciudad del bollo y el chicheme", cuyo nombre viene de la cantidad de chorros o cascadas que disfruta esta región, sobre todo en invierno. Tras pasar La Chorrera, la Panamericana se desvía hacia el sur rozando el océano Pacífico, buscando terreno llano bordea la falda del cráter donde se sitúa el Valle de Antón. Abandonamos la autopista en el cruce de Las Uvas y subimos por la ruta setenta y uno hacia el cráter de la caldera, hasta alcanzar los 1180 de altitud. En el Valle de Antón se disfruta una temperatura media anual de veinticuatro grados y unas precipitaciones de 2800 mm, típicas de bosque lluvioso, lo que convierte este valle en un estupendo destino de fin de semana para los capitalinos.
    Llegamos al hotel Los Mandarinos a las seis. Cae una finísima lluvia. El hotel cuenta con una piscina de agua caliente al aire libre, así que, dejamos el equipaje en la habitación y, a pesar de la lluvia, nos sumergimos en la piscina.
    Como nos hemos pasado el día en el zoo Summit ni hemos comido, así que nos desquitamos cenando en un restaurante de postín, que además está situado justo al lado de nuestro hotel: La Casa de Lourdes. De abrebocas, compartimos un Enrollado de atún fresco con algas en costra de tempura y como plato fuerte, mi mujer pide una corvina a la parrilla con mantequilla de soya, zanahoria y puerro y yo, una corvina al vapor con mojo de ajo y galleta de yuca, con un vino australiano Bin 50 shiraz de Lindemans. Compartimos un postre. Y lo mejor de todo, el restaurante, servicio y cocinero para nosotros solos, porque nadie más aparece. Casi al finalizar se levanta un viento que nos lleva las servilletas y casí hace volcar las copas.
    Como casi todo los pueblos, los panameños están convencidos de que su gastronomía, si no la mejor, está entre las mejores del mundo. Al chef Charlie Collins le han dado el premio al mejor libro de herencia culinaria del mundo por su libro T'ach Cocina Autóctona Panameña. En mayo de 2018 su libro fue declarado el Mejor Libro de Herencia Culinaria del mundo en los Gourmand World Cookbook Awards 2018, que se celebró en Yantai, China.

Copyright © 2014 - MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.