Otros viajes

República de Chile 2018

23 de noviembre, Santiago 2 de diciembre, El Calafate, glaciar Perito Moreno
24 de noviembre, San Pedro de Atacama, Valle de la Luna 3 de diciembre, El Calafate, Puerto Natales
25 de noviembre, Toconao, lagunas Chaxa, Miscanti y Miñiques 4 de diciembre, Milodón, Torres del Paine, lago Grey
26 de noviembre, San Pedro, géiseres del Tatio 5 de diciembre, Balmaceda, Serrano, Punta Arenas
27 de noviembre, San Pedro, Pucará de Quitor, Santiago 6 de diciembre, Punta Arenas, Santiago
28 de noviembre, Puerto Varas, Llanquihue, Frutillar 7 de diciembre, Santiago
29 de noviembre, Llanquihue, Chacao, Dalcahue, Castro 8 de diciembre, Santiago, Valparaíso
30 de noviembre, Ancud, Caulín, Puñihuil, Puerto Montt 9 de diciembre, Valparaíso, Santiago
1 de diciembre, Puerto Montt, Punta Arenas, Puerto Natales 10 de diciembre, Santiago
Datos económicos

8 de diciembre, sábado

    Hoy nos vamos a Valpo, como regresaremos mañana dejamos nuestro equipaje en la recepción del hotel Mercure de Santiago y cargo solo con una pequeña mochila. Tomamos el metro en Santa Lucía. Para utilizar el metro es obligado adquirir la tarjeta Bip! que vale 1550 pesos, unos dos euros, y cargarla con dinero. La señora de la ventanilla nos añade a la tarjeta justo el importe máximo de los trayectos que vamos a realizar. Y digo importe máximo porque la tarifa para un mismo itinerario depende de la hora del embarque: 780 pesos en hora punta, 700 en hora valle y 680 en hora baja. Bajamos en la estación Universidad de Santiago, que enlaza con la rodoviaria Alameda. Aquí el gentío es tremendo, quizá esta multitud sea normal, no lo sé, es que no se puede ni andar. ¡Cuidado con las carteras! Sin embargo, la compra del billete es muy rápida y una vez más, el empleado nos lo explica de maravilla, sin prisas, al detalle y con una actitud muy positiva; se diría que le gusta su trabajo: "Con la compañía TurBus sale más barato comprar ida y vuelta, eso sí, deben ustedes fijar la hora de regreso desde Valparaíso porque en el bus de las siete ya solo quedan cinco asientos, mírenlo aquí —y gira la pantalla para que lo comprobemos—. Y si quieren cambiar la hora de vuelta, pueden cambiarla hasta cuatro horas antes de la salida, si hay plazas libres, claro".

Terminal rodoviaria Alameda, Santiago

    El autobús sale puntual y después de recoger pasajeros en la otra terminal, la de Pajaritos, veo que el autobús enfila por la ruta cinco, la que pasa por Llay Llay (185 Km, 2h 30 min), en vez de tomar la autopista sesenta y ocho (126 Km, 1h 45 min). Qué raro. El autobús cruza Viña del Mar y podemos comprobar que es una ciudad muy moderna, llena de coloridos jardines, de cuidada estética, con tiendas para gente de alto poder adquisitivo. A nuestra izquierda, los jardines Quinta Vergara, alojan el anfiteatro donde se celebra cada verano el Festival de la Canción de Viña del Mar; su primera edición se remonta a 1960. Aquí han actuado cantantes españoles como Miguel Bosé, Serrat, Julio Iglesias, Raphael, David Bisbal, Sabina, Víctor Manuel, Ana Belén, Christina y los Subterráneos, etc.
    Realmente el ambiente en las calles es el de un día especial, o nos lo parece, vemos numerosos autobuses moviendo un gentío enorme y también cantidad de ciclistas que embarcan sus máquinas en autobuses o sobre coches. Todavía estoy asombrado del rodeo que ha dado el autobús, así que cuando nos bajamos en la terminal de Valpo pregunto al conductor por la razón del desvío y me lo aclara: "Hoy se celebra una peregrinación al Santuario de Nuestra Señora Purísima de Lo Vásquez y acuden cientos de miles de personas, así que se cortan siete kilómetros de la ruta 68, cerca de Lo Vásquez para facilitar el acceso y por seguridad de las personas. Hay gente que llega caminando de rodillas, otros marchan en bicicleta. Es todo un espectáculo. Un día de fiesta".
    Ahora vamos al hotel, en el Cerro Concepción. Tomamos lo que creemos que es un taxi "normal", pero en realidad se trata de un taxi colectivo. La diferencia entre un taxi "normal" y un colectivo es que los colectivos son negros, circulan dentro de una zona determinada a un precio fijo y se comparten, mientras que los taxis "normales" son negros con techo amarillo y el itinerario lo establece el cliente y paga según el taxímetro. Tenemos mala suerte, caemos con un conductor sin escrúpulos que nos lleva hasta el hotel, saliéndose de su zona de trabajo y encima nos pide cinco mil pesos. ¡Qué cabrón! Mañana comprobaremos que la tarifa normal ronda los dos mil.

Paseo Dimalow, en el cerro Alegre

    En el hotel Boutique 17 nos reciben con una grata sorpresa: nos pasan a una habitación con vistas al mar y además de la típica botella de agua de cortesía, nos obsequian con una botella de reserva Carmenere Select Terroir del 2017 de las bodegas Santa Ema. ¿Cómo? ¿Un reserva del 2017? En España, el período total de envejecimiento de un reserva debe ser de al menos treinta y seis meses, con un mínimo de doce en barrica. Pero esto no es España, aquí el decreto 464 del Ministerio de Agricultura dice: "La graduación alcohólica de un vino reserva será de al menos 0,5º superior al mínimo legal (11,5º), constituyendo un producto de características organolépticas distintivas y propias, que podrá ser objeto de tratamiento con madera". Entonces... ¿cómo te guías para elegir un vino? Precio y gusto, no hay más. La habitación tiene una pega: todo el lateral que da al mar es una superficie acristalada muy expuesta a las miradas de los vecinos. Habrá que tenerlo en cuenta mañana cuando hagamos el amor. Estos lugares tan especiales siempre invitan a la celebración con un polvo, lo pide el cuerpo. Como tienen un buen restaurante comemos en la terraza El hotel está situado en el cerro Concepción, cerca de buenos restaurantes y de las principales atracciones. Ha sido buena elección.
    La vistas a la bahía y la arquitectura que se adapta a los cerros es el principal atractivo de Valparaíso. El hecho de que la arquitectura colonial española se entrelazara con otros estilos europeos no hispanos como el victoriano, traído por inmigrantes británicos, ha dejado en el trazado de la ciudad una impronta original e imborrable. Dedicamos la tarde a recorrer el cerro Concepción, sin rumbo fijo. Es lo que imaginábamos, un caos urbanístico, lleno de escaleras, pasadizos, atajos, subidas, bajadas, y paredes pintarrajeadas por los grafitis y una madeja de cables eléctricos aéreos inenarrable. No cabe duda de que esto contribuye a crear un caos artístico sumamente atractivo para el turista que visita Valparaíso durante dos o tres días, pero tiene que ser un infierno para sus moradores. Tanto vericueto, tantas escaleras, subida y bajadas. Vivir en los cerros no parece agradable incluso si te desplazas en coche y qué me dices si sufres una discapacidad, vas en silla de ruedas o padeces los achaques de la edad. Un calvario.

Grafiti de Camilo Catrillanca, asesinado por los carabineros el 14 de noviembre de 2018

    Uno de los grafitis recuerda a Camilo Catrillanca, hijo del presidente de la comunidad mapuche y asesinado por los pacos1 con un tiro en la cabeza, por la espalda, el mes pasado.

    Nota 1: Los "pacos" son los carabineros o Policía. No se sabe exactamente de donde viene este término; una explicación habitual es que viene de una deformación de la palabra quechua "p'aku" que hace referencia al color verde de los uniformes.

Copyright © 2018 - MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.