Otros viajes

República de Chile 2018

23 de noviembre, Santiago 2 de diciembre, El Calafate, glaciar Perito Moreno
24 de noviembre, San Pedro de Atacama, Valle de la Luna 3 de diciembre, El Calafate, Puerto Natales
25 de noviembre, Toconao, lagunas Chaxa, Miscanti y Miñiques 4 de diciembre, Milodón, Torres del Paine, lago Grey
26 de noviembre, San Pedro, géiseres del Tatio 5 de diciembre, Balmaceda, Serrano, Punta Arenas
27 de noviembre, San Pedro, Pucará de Quitor, Santiago 6 de diciembre, Punta Arenas, Santiago
28 de noviembre, Puerto Varas, Llanquihue, Frutillar 7 de diciembre, Santiago
29 de noviembre, Llanquihue, Chacao, Dalcahue, Castro 8 de diciembre, Santiago, Valparaíso
30 de noviembre, Ancud, Caulín, Puñihuil, Puerto Montt 9 de diciembre, Valparaíso, Santiago
1 de diciembre, Puerto Montt, Punta Arenas, Puerto Natales 10 de diciembre, Santiago
Datos económicos

5 de diciembre, miércoles

    Ayer contratamos con la agencia Turismo 21 de Mayo una navegación por el fiordo Última Esperanza para ver los glaciares Balmaceda y Serrano, así que hoy a las siete y media de la mañana nos presentamos, bien abrigados, en su agencia de la calle Eberhard 560 de Puerto Natales. La agencia nos traslada a los turistas en dos autobuses hasta el embarcadero de Puerto Bories, a las afueras de Puerto Natales.
    Puerto Bories fue fundado por la Sociedad Explotadora de Tierra del Fuego en 1913 como complejo industrial frigorífico y en sus buenos tiempos fue el punto de embarque más importante de productos ganaderos para todas las estancias de la Patagonia chilena y argentina y un foco de tensión permanente entre trabajadores y la patronal por las duras condiciones de trabajo impuestas y el trato despiadado y cruel de los capataces y carabineros. El veintitrés de enero de 1919 los trabajadores se manifestaron reclamando las ocho horas de trabajo, la admisión de varios compañeros despedidos y el abaratamiento de los artículos de primera necesidad que la Sociedad Explotadora de Tierra del Fuego vendía a precios muy elevados. Unos de los capataces ingleses, de apodo “Mister Kidd”, mató de un disparo a un obrero. Entonces cientos de trabajadores de Puerto Natales acudieron hasta Puerto Bories en su ayuda. Los carabineros les dispararon y mataron a varios, pero los trabajadores, armados, lograron tomar el control de Puerto Natales e incendiaron el banco y los comercios de los empresarios Braun y Blanchard. El gobierno chileno pidió ayuda a la Argentina y envían sesenta policías hasta que llegue la marina y el ejército chileno. El saldo de la lucha fue de cuatro obreros asesinados, seis policías ajusticiados y una treintena de heridos de bala, pero no se contentaron con eso, poco después, la sede sindical de la Federación Obrera Magallánica fue incendiada con treinta personas dentro y en Río Gallegos el ejército argentino fusiló a mil quinientos huelguistas. Estos sucesos se relatan en La rebelión de los tira piedras del historiador de Puerto Natales Ramón Arriaga. Hoy en Puerto Natales solo quedan los cimientos del Frigorífico, ahora transformado en hotel turístico, The Singular Patagonia.
    Al zarpar, todos debemos estar dentro, sentados. Nos cuentan y el resultado es que somos algo menos de ciento veinte. Calculo unos ingresos de trece mil euros por viaje, es decir, un negocio de cuatro millones de euros anuales.
    El tiempo es magnífico; hace dos días las olas impresionaban por su virulencia, hoy el lago está más tranquilo que una piscina, plano, sin la mínima ondulación. Aún así hay que ir muy bien abrigado, sobre todo si se quiere permanecer en cubierta, guantes y gorro son aconsejables. Tras hora y media de navegación llegamos a Punta Barrosa, la colonia de los cormoranes, pero por alguna razón que desconocemos, el capitán no para, que ya los veremos a la vuelta, dice por el parlante, pero a la vuelta tampoco parará, incumpliendo el itinerario contratado. Seguimos adelante viendo hermosas montañas, pequeñas cascadas, estancias y avifauna. Nos acercamos hasta el glaciar Balmaceda, sobre el monte Balmaceda.

Lancha LM Roca atracada en Puerto Toro

Atracamos en el muelle de Puerto Toro y emprendemos una caminata de aproximadamente un kilómetro por un bosque de coigües y ñirres hasta los pies del glaciar Serrano. Una vez allí, la guía nos da la siguiente charla:

   "Este glaciar que tenemos al frente es el glaciar Serrano; del otro lado desde la embarcación vimos el glaciar Balmaceda; ambos glaciares están ubicados en el monte Balmaceda, que está completamente despejado el día de hoy. Estos glaciares fueron formados en la época del Pleistoceno. El Pleistoceno es conocido como la cuarta y última glaciación. Y hace 12.000 años comenzó el retroceso natural de estos glaciares en donde el campo de hielo sur se extendía hasta la isla Guanaco que es la isla que

Glaciar Serrano del fiordo Última Esperanza

vimos al inicio de la navegación. ¿La recuerdan? Vale. Hasta ahí se extendía el campo de hielo sur, lo que quiere decir que todo el camino que nosotros navegamos el día de hoy fue hecho por el paso del glaciar y por eso es llamado fiordo. El fiordo es la evidencia del paso de un glaciar, que a diferencia de un canal... un canal tiene una entrada y una salida y en el fiordo solo se puede salir por donde se ha entrado, ¿vale? Eeh... cuando ustedes caminaron vieron algunas barras de colores, ¿alguien vio alguna barra de color caminando hacia acá?
—¡Amarillo!
—Amarillo, muy bien. ¿Alguien más?
—¡Roja!
—Roja, muy bien, hicieron la tarea, me parece excelente. Esas barras se parecen a las verdes que están ahí detrás del coigüe juvenil, a ver..., esa barra verde fue colocada en el año 2002, para el año 2002 el glaciar llegaba hasta ese punto, cuando comiencen a volver van a poner atención a la barra amarilla, es la que van a encontrar primero a los pies de la laguna, y fue puesta en el año 1978, y finalmente van a encontrar una roja que fue puesta en 1968, lo que les da un claro indicio de cuán rápido ha retrocedido el glaciar. Para los años cincuenta esta laguna no existía y estaba completamente cubierta por el glaciar, incluyendo el terreno donde estamos ahora de pie, este terreno se llama morrena. La morrena es el accidente geográfico causado por el paso del glaciar, es un cúmulo de piedras, rocas, sedimentos muy irregular e inestable, y es por eso que nosotros les insistimos que permanezcan en el sendero porque no sabemos qué hay del otro lado. Eeh..., se evidencian cambios en la vegetación; cuando nosotros comenzamos a caminar, estábamos inmersos dentro de un pequeño bosque y aquí estamos rodeados por vegetación juvenil, todo es exactamente el mismo tipo de vegetación que al inicio solo que mucho más joven, porque este área ha estado cubierta por el glaciar recientemente y ha tenido menos tiempo para desarrollarse. Este es un bosque de coigües, ñirres, lengas, de la familia de Nothofagus betuloides, ya el coigüe es un árbol perenne, es decir, es verde todo el año. no pierde sus hojas, no caduca.
Digüeñes
Y también pudieron observar unos pequeños frutos rojos, esos frutitos rojos, esas bayas se llaman chauras, ya lamento decirles que no es calafate, ya las chauras, eeh... son comestibles, provienen de un arbusto perenne igualmente pero... en cuanto al fruto del calafate, no hay muchos ejemplares en este sendero; pero en la estancia donde vamos a comer, si que verán calafate. Eeh..., los champiñones que vieron al inicio son unos hongos que se llaman digüeñes, provienen de un parásito que entra al árbol, que corta la producción de savia y el árbol, como mecanismo de defensa, desarrolla este nódulo por donde expulsa el champiñón que es comestible, pero tiene una alta carga de penicilina dentro, por eso no se ha comercializado tanto, porque hay mucha gente alérgica a la penicilina. Y para cerrar, les recuerdo que no pueden comer los frutitos ni los champiñones porque estamos en un área protegida. ¿Vale? ¿Alguien tiene alguna preguntita?... ¿no?
—Yo tengo una pregunta: ¿Por qué el glaciar tiene un color azul y la nieve es blanca?
—Bueno, la verdad, lo del color, el tema del color del glaciar es un efecto cromático, ¿vale? el efecto cromático que es producido en el momento de la formación del glaciar, esto son capas sobre capas de nieve comprimidas ¿vale? y queda sin... pierde la mayoría de las burbujitas de aire al momento de la formación del glaciar y se produce el efecto prisma. El efecto prisma es que al entrar en contacto la luz con este hielo absorbe los fotones de los colores y el único color que prevalece es el azul y por eso es variable; también debido a la riqueza de luz que reciba. Y por eso vemos el glaciar azul; hay días que se ve más azul y hay días que se ve más blanco y es debido a la cantidad de luz que recibe. Cuando usted toma un pedazo de hielo es transparente, solo que por el efecto prisma se ve de color azul. ¿Alguien tiene una pregunta? ¿Respondí a su duda? Sí. Vale. ¿Alguien más? Esos son cóndores. Así que pueden sacar fotos si quieren. ¿Otra pregunta más? ¿No? Vale. Los que estén listos con sus fotografías pueden volver, el mismo camino de vuelta derecho hasta el final. Detrás de los icebergs está el mirador con vista panorámica del glaciar, así que los que gusten pasar por allá pueden comenzar a volver ahora para que alcancen a ehh... tomar sus fotografías con calma. ¿English speakers...?

    Regresamos al barco LM Roca y una vez sentados la agencia nos invita a un poco de güisqui con hielo milenario del glaciar. En torno a las dos, desembarcamos en la estancia Perales, propiedad de la familia Álvarez Estefó, también propietarios de la agencia Turismo 21 de Mayo, donde nos sirven como abrebocados una salsa de pebre, para untar en el pan, y una sopa de carne y verdura. De principal, un cordero magallánico asado a las brasas con papas y ensalada. De bebida, un vino del país muy corriente, como el resto de la comida.

Vacas en la estancia Perales

    A las cinco regresamos a Puerto Bories y desde allí nos trasladan en dos autobuses a la plaza de Armas de Puerto Natales. Al bajar del autobús, pregunto a la chica de la agencia que qué pasó con la colonia de cormoranes y de lobos marinos que figuran en el programa y que íbamos a ver a la vuelta. La chica se encoje de hombros: El capitán lo decidió así.
    La agencia Turismo 21 de Mayo será noticia en todos los medios en febrero de 2019 por la muerte de tres turistas israelíes y una decena de heridos graves al accidentarse la zodiac que los llevaba de excursión por el río Serrano. La investigación dio como resultado que se incumplió la normativa en cuanto al número máximo de pasajeros y otras irregularidades salieron a la luz.
    Cuanto más paseamos por Puerto Natales más nos gusta, es una ciudad plana, cuadriculada, de amplias aceras, llena de comercios, muy limpia. Esa misma amplitud de sus calles hace que no se produzcan aglomeraciones, ni de tráfico ni de personas. Apenas existen acá veinte mil personas, así que seguro que se conocen todos. Pero la principal característica es el frío y el viento, siempre presentes: las temperaturas mínimas oscilan entre los seis grados del verano y los menos tres del invierno. Las máxima nunca sobrepasan los dieciocho ni tan siquiera en verano.
    Recogemos nuestro equipaje del hotel Gusinde y nos llaman a un taxi para que nos lleve al rodoviario. El autobús de BusSur sale puntual a las siete. Durante todo el recorrido vemos animales a ambos lados de la carretera: aguiluchos, guanacos, ñandúes, avutardas, etc. Llegamos a Punta Arenas a las diez y cuarto, todavía es de día ya que hoy el sol se pone a las 21:56. Nos alojamos en el hostal Ventisqueros, muy cerca de la terminal de buses BusSur. Como ya es tarde, entramos en el primer restaurante que vemos, el Emporio Okusa, que resulta bastante mediocre.

Copyright © 2018 - MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.