Otros viajes

República de Hungría 2019

14 de julio, Viena 25 de julio, Graz, Viena, Bratislava
15 de julio, Viena 26 de julio, Bratislava
16 de julio, Viena, Salzburgo 27 de julio, Bratislava
17 de julio, Salzburgo 28 de julio, Budapest
18 de julio, Salzburgo 29 de julio, Budapest
19 de julio, Innsbruck 30 de julio, Budapest
20 de julio, Innsbruck 31 de julio, Budapest
21 de julio, Mondsee, St. Wolfgang 1 de agosto, Budapest, Viena
22 de julio, Bach Ischl, Hallstatt 2 de agosto, Viena
23 de julio, Eisriesenwelt, Dachstein Krippenstein 3 de agosto, Viena
24 de julio, Graz Datos económicos

1 de agosto, jueves

   Subimos de nuevo a la explanada del Castillo de Buda, esta vez en autobús, para visitar el templo católico más importante de Hungría: "Nuestra Señora del Castillo en la Colina", más conocida como Iglesia de Matías. Este tal Matías I, o Matías Corvino, (1443-1490) fue un rey clave en la historia de Hungría: reconstruyó el estado húngaro después de décadas de anarquía feudal llenando las arcas del estado a base de eliminar la exención de impuestos a los grandes propietarios de tierras y recaudar como nunca antes, al regularizar los impuestos que antes solo se recaudaban con motivos "especiales", como la excusa de la amenaza turca. Matías también reformó el ejército, la adjudicatura, la administración y logró mantener un equilibrio entre el poder del gobierno central y los gobiernos autonómicos. Lo de "Corvino" es un apodo en latín por el cuervo que representa al linaje de su familia, la Hunyadi.

Maqueta de la Iglesia de Matías y del Bastión de los Pescadores, Budapest

   Esta iglesia ha sido testigo de la coronación de muchos reyes húngaros. Veamos un poco de su historia en el siguiente cuadro:

Pequeña historia de la Iglesia de Matías, y ya de paso, un poco de Hungría

1247Bela IV ordena levantar una iglesia en honor a la madre humana de Jesucristo, uno de los avatares del dios de los cristianos. Quizá se aprovechó otra pequeña iglesia construida alrededor de 1015 por san Esteban I, el primer rey húngaro, aunque no es seguro.
1309Carlos I, hijo de Carlos Martel, es coronado en esta iglesia como rey de Hungría con una corona provisional; la corona original estaba en posesión de Otón III, quien le negó su legitimidad como rey.
1384En febrero, la torre sur se viene abajo durante una misa; nadie resulta herido.
1414Aprovechando que hay que levantar de nuevo la torre se lleva a cabo una reforma en profundidad.
1458Matías Corvino, con catorce años, es coronado rey y asiste a una misa solemne de acción de gracias en esta iglesia.
1463El rey Matías se casa aquí con la quinceañera Catalina de Podebrady, hija del rey de Bohemia. Un año después, tras complicaciones en el parto, ella y su hijo mueren.
1470Se termina la construcción de la torre y la renovación de la Iglesia en estilo renacentista. El rey Matías coloca su escudo de armas en la pared suroeste de la torre y por esa razón se la conoce como la Torre de Matías.
1476El rey Matías Corvino se casa con Beatriz de Aragón, la primera mujer en Hungría que juega al ajedrez, que se sepa.
1526El sultán Solimán el Magnífico aniquila en menos de dos horas al ejército húngaro comandado por el joven rey Luis II de Hungría, que muere en la batalla de Mohács, ciento setenta quilómetros al sur de Budapest.
1541Solimán el Magnífico ocupa Buda y convierte la iglesia en mezquita. Gran parte de la biblioteca corviniana se pierde. Hasta 1686 y tras del Sitio de Buda, los cristianos no lograrían liberar Hungría del poder musulmán.
1723Un gran incendio arrasa Buda y la iglesia sufre daños gravísimos.
1773El Papa Clemente XIV disuelve la orden de los jesuitas y el control de la iglesia pasa a la ciudad de Buda.
1785Se subastan parte de los tesoros de la iglesia, que datan de la Edad Media y la época de los jesuitas.
1810Se termina la Torre del Reloj.
1867El emperador Francisco José de Austria y la reina Isabel, la famosa Siside las películas, son coronados reyes de Hungría en esta iglesia. Se toca la "Misa de coronación húngara", de Franz Liszt.
1873Comienza la primera gran restauración de la iglesia dirigida por el arquitecto húngaro Frigyes Schulek. Entre otros elementos, a él se deben las gárgolas y el colorido tejado en zigzag. El ayuntamiento de Budapest dona la suma de ciento diez mil florines en 1889 y trescientos diez mil florines en 1891. El salario mensual de un capataz de la construcción rondaba los cien florines.
1898Los restos del rey Béla III y su esposa Ana de Châtillon son trasladados en un doble sarcófago a la Capilla de la Santísima Trinidad.
1916Tras la muerte del emperador Francisco José durante la primera guerra mundial, su nieto, el beato Carlos IV, y su prima, Zita de Borbón-Parma son coronados a toda prisa como reyes de Hungría en esta iglesia. Como consecuencia de la Gran Guerra, el imperio austrohúngaro se disuelve y Carlos IV se exilia a Suiza. Será el último rey de Hungría.
1933Comienza otra restauración que durará hasta 1944 bajo la dirección de János Schulek.
1954Tras los daños sufridos durante la segunda guerra mundial, se comienza la restauración que durará hasta la década de 1970.
1964Para exhibir la colección de arte de la Iglesia se inaugura un museo dentro de la iglesia.
1994Una bomba de escasa potencia explota en la entrada este de la nave subterránea la mañana del 23 de julio y destruye las vidrieras.
2000Como parte de las celebraciones de la fundación del estado húngaro, miembros de la iglesia traen en peregrinación desde Roma la réplica de la Santa Corona, bendecida por el papa Juan Pablo II, y coronan con ella una figura de la Virgen del altar mayor.

   Desde su construcción en el siglo XIII hasta el presente, esta iglesia ha pasado por muchos estilos decorativos: renacentista, la austeridad musulmana cuando fue mezquita, el barroco, el neogótico, etc. Su estilo actual, el gótico tardío florido, corresponde a la restauración de finales de siglo XIX. El interior es espectacular, nada que ver con la piedra desnuda de nuestras catedrales góticas, aquí tanto techos como paredes están cubiertos de mosaicos y cada detalle tan escrupulosamente rematado como si se hubiera inaugurado ayer; ya quisiera yo encontrar albañiles así para reformar mis baños.

Interior de la iglesia de Matías, Budapest

   En la iglesia de Matías no te prestan audioguías pero los paneles dan algunas explicaciones, vamos a ver qué dicen:
   Capilla de la Virgen de Loreto. A la derecha de la puerta principal, se encuentra la capilla dedicada a la Virgen de Loreto. La devoción por esta Virgen fue introducida por los monjes jesuitas en los siglos diecisiete y dieciocho. La leyenda cuenta que, en 1294, ante la amenaza de invasión musulmana, un montón de ángeles agarraron la casa donde había vivido la Virgen María en Jerusalén y agitando sus alas se la llevaron a un lugar más seguro, a un pueblecito de Dalmacia llamado Tarseto. Los lugareños, que desconocían las casas modulares, no cesaban de preguntarse: ¿Cómo han construido esta casa tan rápido, si ayer no estaba? Para aclarar la situación, la propia Virgen se materializó ante el cura del pueblo

Virgen de Loreto. Iglesia de Matías, Budapest

y le explicó que era la casa en la que ella vivió hace casi mil trescientos años, la misma donde el arcángel Gabriel le anunció que concebiría un niño-Dios sin necesidad de semen. Tres años después, no se sabe bien el porqué, los mismos ángeles, u otros —se desconoce este detalle—, se la llevaron y la dejaron en una ladera de Loreto, una localidad que ahora pertenece a Italia. La Virgen de Loreto es considerada hoy en día la patrona de los pilotos y aviadores.
   Capilla de San Emerico. Emerico el Confesor (1000-1031) fue hijo de san Esteban y reinó en Hungría durante ocho años. Las acuarelas del tríptico representan su nacimiento, el desfile de Pannonhalma, los estudios de Emerico entre los científicos monjes y su muerte en el transcurso de una cacería, a los treinta años. La escultura de Emerico está en el centro del altar junto con la escultura de su padre san Esteban y su maestro san Gerardo Sagredo.
   Capilla del rey Ladislao el Santo (1040-1095). Fue un rey muy admirado, no solo por los húngaros sino también en reinos fronterizos. La leyenda oficial de Ladislao fue escrita después de 1204 y en ella se incluyen sucesos milagrosos como cuando detuvo una epidemia de peste disparando al aire una flecha que justo cayó sobre una hierba, la gentiana, que sirvió de cura contra la enfermedad; desde entonces, a esta planta se la conoce también como Hierba de San Ladislao. El mural de la capilla describe los sucesos más destacados de su legendaria vida, sobre todo, los milagrosos, algunos sucedidos tras su muerte. Un siglo después de su tránsito fue elevado a la categoría de santo por iniciativa del rey Béla III y del papa Celestino III; las efigies de ambos aparecen pintados por encima de la figura de Ladislao.
   Escudo heráldico de Matías. Matías conmemoró la finalización de su torre en 1470 con la instalación de su escudo de armas sobre una pared exterior. En el siglo XIX, el arquitecto Frigyes Schulek lo trasladó al interior para evitar su deterioro. Los murales alrededor del escudo describen al Ejército Negro de Matías y fueron pintados por Bertalan Székely.
   En 1927 se creó la Capilla de los Caballeros de Malta, en el oratorio del pórtico norte. El mosaico de la pared representa la coronación en 1867 de Francisco José e Isabel de Baviera —también conocida como Sisi—, como reyes de Hungría. Significó volver a usar esta iglesia como lugar de coronación de los reyes húngaros. En el centro aparece la Virgen y a su lado la pareja real arrodillada. En la restauración de 2005 se recuperó la tradición de exhibir los escudos de la orden maltesa.
   Capilla de la Santísima Trinidad. Sobre el altar de esta capilla se representa a la Santísima Trinidad, el Trono de la Gracia, le llaman. El tríptico del siglo quince es originario de la iglesia de Felsőerdőfalva (hoy Stará Lesná, territorio de Eslovaquia), y fue traído aquí en 1898. En esta capilla también está instalada la tumba de Anne de Châtillon y de su esposo el rey Bela III, que antes estaba enterrado en la catedral de Székesfehérvár, ahora en ruinas.
   El tejado original de la iglesia se quemó durante el bombardeo soviético en 1944 y 1945; el actual se añadió entre 1950 y 1970. El rosetón primitivo se tapió cuando se puso de moda el estilo barroco. Durante la restauración llevada a cabo por Frigyes Schulek se descubrieron algunos fragmentos y decidió recuperarlo aunque con nuevo diseño.
   Una leyenda cuenta que, en 1686, durante el asedio de la Liga Santa a la ciudad de Buda para expulsar a los otomanos, un muro de esta iglesia, entonces mezquita, se derrumbó justo cuando los musulmanes estaban rezando y apareció una escultura de la Virgen cristiana; el susto fue morrocotudo y, como es comprensible, la moral de la guarnición musulmana se derrumbó y la ciudad volvió a manos cristianas ese mismo día.
   Justo al lado de la iglesia de Matías se halla el llamado Bastión de los Pescadores, que fue parte de la muralla del castillo de Buda; ya tenía este nombre en la Edad Media, puesto que esta parte del castillo era defendida por el gremio de los pescadores, cuyo barrio quedaba justo debajo del Bastión, de hecho vendían el pescado en una lonja cercana. Las torres puntiagudas simbolizan los siete legendarios jefes de los magiares. La edificación actual, de estilo neorrománico, data de 1902 y se realizó sobre los planos de Frigyes Schulek, el mismo que se encargó de la reconstrucción de la Iglesia de Matías.

Bastión de los Pescadores y estatua ecuestre de Esteban I

    La estatua ecuestre representa a Esteban I el Santo, el primer rey de Hungría. Es obra del escultor Alajos Strobl, quien la terminó en 1903 y se inauguró en 1906. La base de la estatua está decorada con relieves de la escena de la coronación, la introducción del acta legislativa, la representación del homenaje de Viena, etc.

Columna de la Santísima Trinidad e Iglesia de Matías

   Enfrente de la iglesia de Matías se encuentra la Columna de la Santísima Trinidad, construida en su honor tras la epidemia de gripe de 1709 que asoló a toda Europa. Se supone que la Trinidad ayudó a erradicar la epidemia. Los cristianos católicos llaman Santísima Trinidad a un conjunto de tres entes que conforman un solo Dios y comparten una misma esencia aunque con funciones diferenciadas, les llaman el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. No trates de comprenderlo, no se puede. La última renovación de la columna se completó en 2007.
   Esta tarde regresamos a Viena en tren. Salimos desde la estación Keleti de Budapest y en cuestión de dos horas y cuarenta minutos llegamos a Viena, donde tomamos el Schnell-Bahn S7 hasta nuestro alojamiento en el hotel Eurostars Embassy. Para cenar, nos apetece una cervecería, así que nos vamos andando hasta la cervecería Salm-Brau donde devoramos un estupendo codillo, una ensalada y unas cervezas. Luego paseamos un rato sin rumbo fijo y nos topamos con la plaza Schwarzenberg, donde se encuentra la fuente Hochstrahl, una fuente que data de 1873 y que fue inaugurada por el mismísimo emperador Francisco José I con motivo de la finalización de una conducción de agua. El monumento justo al lado de la fuente recuerda a los héroes caídos del Ejército Rojo y fue erigido en 1945.

Copyright © 2014 - MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.